El kichwa es una lengua que debe revitalizarse para proteger la cultura

El kichwa es una lengua que debe revitalizarse para proteger la cultura

agosto 18, 2017
in Category: Interculturalidad
0 27630 5
El kichwa es una lengua que debe revitalizarse para proteger la cultura

Introducción  en  kichwa: Kay watakunapika ña na taytakuna mamakuna paykunapak wawakunaman runa shimipi rimanakunchu, chaymantami ña wiñay wawakunaka ñukanchi shimita kunkashpa katinakun. Shimika, ñukanchi runa kawsaypika, runa yuyaypika ñukanchi shunkumi. Ñukanchi shimi, ñukanchi shunku  chinkakpika ñukanchi kawsaypash chinkankami. Ama ñukanchi shimita kunkankapakka, ñawpakman pushankapakka imatatak shinana kanchi?

En los últimos tiempos, los padres de familia han dejado de hablar en kichwa a sus hijos, esta es una razón de peso para que los jóvenes indígenas de hoy en día no hablen este idioma ancestral y, a su vez, esto ha provocado que el uso del kichwa descienda drásticamente en los pueblos indígenas. En el pensamiento indígena, el idioma es el corazón viviente de nuestra cultura. Si la lengua muere, también la cultura se terminará, para evitar que ello suceda, debemos pensar seriamente en la revitalización y documentación de la lengua. Ahora bien, para que los hablantes se decidan a emplear una lengua que están dejando de utilizar, se requiere que se comprometan con el proceso de revitalización y se sientan parte de él; tienen que sentir lo que hacen para garantizar el éxito de la recuperación de nuestro idioma.

También vale indicar otras situaciones que han incidido en el desuso del kichwa: motivos históricos y sociopolíticos, política educacional, las masivas migraciones y la globalización mundial. La tercera generación de kichwa-hablantes evita hablar el idioma, por ello, estamos en el grado de alarma; sin embargo, todavía podemos salvaguardarlo si implementamos apropiadamente programas que refuercen la sensibilidad y el aprecio hacia la lengua.

En el Ecuador, hay catorce lenguas indígenas, de las cuales el kichwa es la más hablada. Sin embargo, según las estadísticas de la Unesco, está en la lista de las lenguas vulnerables a la extinción. Esto nos preocupa mucho a todos los que estamos sensibilizados en la importancia de la lengua como un patrimonio cultural. El grupo Kichwashun ha opinado que la lengua es el corazón de la cultura kichwa y si desaparece, también desaparecerá nuestra identidad cultural.

El Kichwa como lengua con amenazas de extinción

Al comienzo de la conquista española, el kichwa fue utilizado por los españoles y personas indígenas como lengua franca, este período fue corto y a mediados del siglo XVIII, la corona española decretó la castellanización forzada a los nativos y marcó el final de la tolerancia de las lenguas indígenas. Hubo un control rígido en las siguientes décadas e inmediatamente el castellano se tornó en la lengua de poder y prestigio, mientras que las lenguas indígenas fueron minorizadas. No obstante, las enseñanzas formales de castellano fueron inefectivas, la población indígena aprendió el castellano informalmente por razones de sobrevivencia social; lo adquirió como parte del proceso cultural y biológico de mestización (Von Gleich 1992:42-50).

Coronel-Molina indica que la desvalorización de la lengua tomó siglos y así mismo puede tomar siglos su revalorización total. En el mismo sentido, el grupo Kichwashun, representado por Sacha Rosero, opina que “tal como en la tercera generación, los nietos y nietas ya no hablan el kichwa, de la misma forma, la recuperación y valorización de la lengua tomará otras tres o cuatro décadas para que retome su estatus lingüístico”.

Otra razón que debilita el uso del kichwa, ha sido la masiva migración del campo a los sectores urbanos: los indígenas han salido de sus comunidades para conseguir trabajos de quehaceres domésticos, en construcciones para hacer de albañiles, trabajos en las fábricas de las ciudades. También existen comunidades en la Amazonía que hablan el idioma conocido como kichwa de Oriente, en las provincias de Napo y Pastaza. Hay indígenas de las comunidades de Salasaca en Tungurahua que han migrado a Galápagos y España. Los kichwa saraguros se han ido al sur, con dirección a la Amazonía para trabajar en la ganadería. Algunos kichwas, en cantidad pequeña, han migrado a los EE.UU. en donde la cultura tradicional va desapareciendo junto con la lengua, porque no hay un contacto físico  con su propia gente.

Con la llegada de los europeos a los terrenos americanos se produjo un gran choque cultural y lingüístico. En la historia del país, la política del lenguaje ha tenido como su objetivo principal la castellanización en las regiones indígenas. Es un hecho indiscutible que la educación y los sistemas educativos se mantienen en constante cambio, y varían según la época y el lugar. Así mismo, la política del lenguaje puede producir un cambio e influir fuertemente en el destino de las lenguas, especialmente en las lenguas indígenas, en este caso particular en el kichwa.

En el Ecuador, no solo el kichwa es lengua indígena, también están el shuar, waorani, achuar, tsáchila como las más representativas. La diversidad lingüística debe ser considerada como un “patrimonio cultural de la humanidad”, porque “todas las lenguas son en principio iguales y deberían gozar de un estatuto jurídico equivalente” (Propuesta Argentina a la Unesco para proteger las lenguas indígenas, 2009).

El mundo globalizante ejerce influencia sobre las comunidades de hablantes en favor de la asimilación e integración en la lengua dominante: el español y el inglés. Según el marco de vitalidad y peligro de desaparición de las lenguas de la Unesco, hay seis grados de vitalidad/peligro de desaparición, en función de nueve factores. Se destaca en particular el factor de la transmisión de la lengua de una generación a otra.

Motivos de la extinción

Según Francisco Barriga, coordinador nacional de Antropología del INAH de México, muchas lenguas se pierden por razones multifactoriales. Una razón es que los propios hablantes tienen una actitud negativa hacia su lengua, que implica la no transmisión a las nuevas generaciones. Frente a esto, indica, hay que tomar acciones inmediatas para revertir este fenómeno, como el reforzamiento del aprecio por la lengua, no solo en la casa y en la comunidad, sino en las escuelas, a través de los medios de comunicación y ahora por Internet. Como dice Martina Masaquiza, se necesita conciencia, voluntad y lealtad de parte de los indígenas, así como el apoyo financiero y legal del Estado. A esto podemos añadir la documentación de la lengua kichwa con previo entrenamiento a los educadores y lingüistas indígenas y la comunidad local.

Grados del peligro de desaparición

La Unesco indica seis grados de vitalidad y peligro de desaparición de las lenguas que se exponen en el cuadro que está a continuación:

Carmen ChuquÌn

Ph.d. en educación y lingüistica y catedrática en la Universidad de Illinois

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *