Un joven estuvo cuatro meses en la cárcel por consumidor drogas

Un joven estuvo cuatro meses en la cárcel por consumidor drogas

mayo 30, 2013
in Category: Casos
0 9720 0
Un joven estuvo cuatro meses en la cárcel por consumidor drogas

René se define como consumidor: “comencé a ingerir drogas desde los diez años, debido a problemas de mi familia, porque mis padres peleaban mucho, yo me hice a la calle, me hice de malos amigos y aprendí a consumir drogas”. René empezó con cemento de contacto, luego polvo base de cocaína y a los 13 años probó la marihuana. “Fumar me pone tranquilo, sereno, me marea, me relaja, luego me da hambre y sueño. El efecto me dura 30 minutos”, cuenta mientras se realiza el examen psicosomático con el que se demuestra si las personas son o no consumidoras y si la cantidad que están portando es o no excesiva para su consumo.

El domingo 7 de octubre del año pasado, René visitó a una amiga en la cárcel de mujeres, como lo hacía desde hace tres semanas. Al llegar, la policía lo revisó, un chequeo habitual, y en su maleta encontró una funda con 16.30 gramos de marihuana. René, al ver la droga, se sorprendió, había olvidado completamente que traía la funda en su mochila, recordó que el día anterior compró diez dólares de marihuana, pero se le olvidó sacarla de su maleta antes de ir al centro de rehabilitación social. “Cuando la guía sacó la fundita supe que era mío, pero no era mi intención meter la marihuana a la cárcel de mujeres, simplemente era para mi consumo. Se me olvidó que eso estaba en la maleta”, aseguró.

La consecuencia: fue detenido, lo llevaron a la Unidad de Flagrancia y le realizaron el examen psicosomático. El defensor público, Luis Mendoza, asumió el caso y relata que el examen determinó que René tiene dependencia a la marihuana y a la base de cocaína; y, en cuanto a la cantidad, se determinó que no es excesiva para su consumo, esto significa, según el Defensor, que René debía salir libre en ese momento. “Si no es excesiva la cantidad y el señor es consumidor, significa que no hay delito”.

Sin embargo, en la primera audiencia el fiscal designado presumió que René estaba intentando introducir droga para vender en el centro de rehabilitación social y el juez ordenó que se abra la investigación durante 30 días por el delito de tráfico de drogas.

Durante la investigación, René rindió su versión, dijo que compró marihuana el día anterior para consumirla con sus amigos y olvidó que dejó la droga en su maleta. Además, especificó que había ido a visitar a su amiga en tres ocasiones anteriores y que sabía perfectamente la forma en que se realizaba la revisión antes de entrar al centro, sabiendo eso, jamás se hubiera atrevido a intentar entrar con droga al centro de rehabilitación.

30,1Mendoza cuenta que los policías que encontraron la marihuana en su declaración dijeron que la funda no estaba escondida, estaba a simple vista. “Si hubiera tenido la intención de meter la droga por lo menos la hubiera escondido”, explicó René.

Durante el examen psicosomático René reveló que fue un niño maltratado y que su padre era alcohólico, por eso decidió alejarse de su hogar y hacer una vida en la calle. Desde los 15 años trabajó en la construcción y a los 22 años empezó a trabajar en una cadena de comida rápida. Sobre su adicción a las drogas reconoce que puede “hacer abstinencia de tres a seis días, luego me pongo con mucha ansiedad, desesperación y quiero hacer lo que sea para volver a consumir”. Considera que su detención fue injusta porque es una persona consumidora que no necesita que lo priven de la libertad, necesita de otro tipo de ayuda. Aseguró que al recuperar su libertad, continuará trabajando y buscará ayuda de un profesional para rehabilitarse.

El artículo 364 de la Constitución de la República, referente al tratamiento de las adicciones, expresa: “Las adicciones son un problema de salud pública. Al estado le corresponderá desarrollar programas coordinados de información, prevención y control del consumo de alcohol, tabaco y sustancias estupefacientes y psicotrópicas; así como ofrecer el tratamiento y rehabilitación a los consumidores ocasionales, habituales y problemáticos. En ningún caso se permitirá su criminalización ni se vulnerarán sus derechos constitucionales”.

Además, el artículo 28 de la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, en concordancia con el artículo 63 del mismo cuerpo de leyes, señala que las personas consumidoras deben ser tratadas como enfermas y deben ser sometidas a un tratamiento y rehabilitación

La audiencia para solicitar la extinción de la acción se iba a realizar el 19 de diciembre, para ese entonces René ya llevaba 73 días en prisión. Pero la audiencia no se llevó a cabo, porque el fiscal solicitó diferimiento. Se fijó para el 6 de febrero de 2013, cuando René cumplía 122 días preso.

Durante la audiencia, el Defensor Público demostró que el delito de traficante no cabía en el caso de René, pues se trataba de un consumidor que conocía el proceso para ingresar a los centros. El Fiscal se unió a la teoría del Defensor Público y solicitaron la extinción de la acción. El juez dispuso que el Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (CONSEP) suministre a René la atención médica especializada que requiera para su curación y rehabilitación.

Al día siguiente, René salió en libertad, sin embargo, durante cuatro meses estuvo detenido y acusado de ser narcotraficante.

Andrea Benalcázar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *